Portada » El colegio

El colegio

Concebimos la educación de una forma innovadora, interactiva y en constante evolución. 

Uno de los puntos esenciales de nuestro modelo educativo, es la proximidad con el alumno así como con su familia. Los grupos son reducidos, para facilitar una experiencia cercana, que permita a profesores conocer con mayor detalle las necesidades e inquietudes de sus alumnos, así como son los alumnos quienes son los protagonistas de su propio proceso de aprendizaje. 

La motivación es otro de los puntos  indispensables a la hora de adquirir conocimientos, dado que de ese modo sentirán interés, inquietudes y será más factible generar un entorno en el que nuestros alumnos sientan ganas de aprender a través de la investigación, la experiencia. 

Desde pequeños aprenden a disfrutar de aquello que van descubriendo de una forma natural, acompañada y así, cuando llegan a edades más avanzadas tienen esa metodología más integrada. Nuestra meta es estimularlos, para que ellos dirijan su propio proyecto educativo. 

¿Qué es la metodología ABP y el Trabajo Colaborativo?

Como hemos indicado anteriormente, los alumnos son los protagonistas de su aprendizaje, pero para dirigir de forma correcta esta experiencia educativa, trabajamos con dos metodologías activas de validez constatada: 

Incorporamos nuevas tecnologías

Las tecnologías nos brindan nuevos horizontes muy beneficiosos para el aprendizaje. Cada alumno cuenta con una tablet, pero también dispone de diferentes plataformas que les permiten continuar su investigación, ampliar conocimientos hasta incluso realizar ejercicios que se pueden autocorregir, para poder prepararse de una forma más activa para los exámenes.

Asimismo, también contamos con soportes visuales, para que los alumnos cuenten con elementos visuales como vídeos, audios y otros recursos didácticos. Incorporamos el concepto educativo de flipped classroom o lo que se conoce como clase invertida. La clase invertida es una metodología novedosa, permite que el tiempo en el aula sea más productivo y de interés, dado que el profesor pasa de ser un transmisor de conocimientos y el alumno un agente pasivo, a generar un rol del profesor como un orientador que implica e incentiva al alumno para que sepa cómo y donde acceder a la información, despertando así el interés por la investigación por parte del alumno.